Mercurialis es un género de plantas pertenecientes a la familia Euforbiáceas que fue descrito por Carlos Linneo y publicado en Species Plantarum (Volumen 2: páginas 1035–1036; año 1753).

Imágenes de Johann Georg Sturm

Imágenes tomadas de Johann Georg Sturm (Painter: Jacob Sturm) – tomada de Deutschlands Flora in Abbildungen http://www.biolib.de

El conocimiento de esta planta, llamada por los griegos “Phyllion”, llega a nosotros gracias Plinio El Viejo (23-79 d.C.), en su obra NATURALIS HISTORIA (volumen XXXVI-XXVII). Plinio relata que crecen en las montañas entre las rocas, y que la planta hembra “Thélygonon” es de tallo más pequeño, raíz pequeña y semilla redonda similar a la de amapola. La planta masculina “Arsénogonon” es similar pero la semilla, de tamaño similar a la Oliva, recuerda a unos testículos. Remarca que para engendrar niñas se debe tomar “Thélygonon” y para engendrar niños se debe tomar “Arsénogonon”, ambas en el vino.

Plinio el viejo (izquierda), Dioscórides (derecha).

Plinio el viejo (izquierda), Dioscórides (derecha).

Para que, desde Plinio hasta nosotros llegara esta información tuvo que transcribirla el gran médico y boticario griego-turco Pedanio Dioscórides de Anazarbo (40-90 d.C) en su gran obra DE MATERIA MEDICA (obra que podéis descargar gratis en este enlace de la Biblioteca digital mundial). Este libro, obra maestra del padre de la farmacología, fue escrito en el siglo I d.C., y compila todo el conocimiento farmacológico adquirido hasta esa fecha.

De Materia Medica impreso para Felipe II, rey de las Españas.

De Materia Medica impreso para Felipe II, rey de las Españas.

Para comprender la magnitud de la obra es de destacar que fue muy apreciada por el califa de Córdoba Abderraman III (siglo X) entre otros. En 1518 fue traducida al latín por Antonio de Nebrija en la Escuela de traductores de Toledo; y en 1555 fue traducida al español en Amberes (Bélgica, por entonces colonia española) por Andrés Laguna, médico del papa Julio III. La obra se fue editando y perfeccionando hasta el siglo XIX, es decir, prácticamente llega hasta nuestros días sin existir otro documento que lo pueda sustituir. Los 600 dibujos de las plantas y animales que contiene este libro son de mucha calidad y están dibujados al detalle, probablemente grabados por algún artista belga flamenco de la época.

dioscorides 1dioscorides 3 dioscorides 2
De Materia Medica, pág. 496-498, género Mercurialis.

Andrés Laguna en sus anotaciones al Dioscórides, en parte inspiradas en Plinio, dice en castellano antiguo que:

“La Mercurial se llamò ansi, por haver sido hallada del Dios Mercurio, y después communicada a los hombres” 

Según nos cuenta esta antigua leyenda, el propio dios Mercurio fue quien descubrió a los hombres las propiedades medicinales de esta especie, que adquiere del antiguo Dios su nombre [del lat. Mercurius, el dios mercurio; lat. –alis, sufijo que indica relación].

Estatua del dios Mercurio en la estación de metro "Grand central terminal" de Nueva York.

Estatua del dios Mercurio en la estación de metro “Grand central terminal” de Nueva York.

Mercurio en la mitología Romana (Hermes en la mitología Griega), es el mensajero de los dioses, de raza titán, hijo del dios Júpiter y de la hija del titán Atlante, la ninfa Maya. En la mayoría de las narraciones lo describen como un joven semidesnudo, apoyado sobre la punta de su pié; con el (petasus) sombrero con alas en la cabeza; y a los pies las (talarin) sandalias igualmente con alas; en una mano el caduceo (bastón con dos serpientes) y en la otra una bolsa. El caduceo lo porta por una leyenda en la que Mercurio vio luchar a dos serpientes y las separó pacíficamente con el caduceo. Las serpientes dejaron de luchar en el momento y se separaron.

Mercurio, por el escultor flamenco del siglo XVII Artus Quellinus, fácilmente identificable por el petasus, la bolsa con cordeles, el caduceo, las sandalias con alas, el gallo y la cabra. Ayuntamiento de Ámsterdam, actualmente en el Palacio Real.

Mercurio, por el escultor flamenco del siglo XVII Artus Quellinus, fácilmente identificable por el petasus, la bolsa con cordeles, el caduceo, las sandalias con alas, el gallo y la cabra. Ayuntamiento de Ámsterdam, actualmente en el Palacio Real.

Mercurio es el dios de los mercaderes, de las ganancias, de los oradores, de los caminantes y viajeros, de los pastores y de los ladrones, estos dos últimos están relacionados con la historia recogida por Ovidio en Las metamorfosis donde describe el robo por parte de Mercurio del ganado inmortal del Rey Admeto, malprotegido por el despistado pastor Apolo.

Mercurio y Argos, Pedro Pablo Rubens, Museo de Bellas Artes Bruselas, 1636.

Mercurio y Argos, Pedro Pablo Rubens, Museo de Bellas Artes Bruselas, 1636.

Algunas curiosidades de Mercurio es que fue el dios que inventó los pesos y medidas, el boxeo y las carreras; y tuvo muchos hijos, entre otros a Dafnis, que robó el cielo; a Cupido, y a Hermafrodito, que tuvo con Venus; a Pan, de Penélope antes de su matrimonio con Ulises; a Etálides, de la ninfa Eupolemía, etc.

Volviendo al género Mercurialis podemos describir en España 7 especies en las que podéis seguir indagando en nuestro proyecto Flora Vascular:

Mapas de distribución de las especies del género Mercurialis en la península ibérica (España y Portugal), Canarias y Mallorca.

Mapas de distribución de las especies del género Mercurialis en la península ibérica (España y Portugal), Canarias y Mallorca.

En el entorno más cercano de BioScripts y centrándonos en las especies que se encuentran en la provincia de Sevilla (Andalucía, España), encontramos dos especies: Mercurialis ambigua y Mercurialis tomentosa. Mercurialis ambigua es herbácea, anual, no leñosa, y sus hojas y tallos son ciliados, color verde vivaz; y Mercurialis tomentosa es leñosa en la base, y todos sus órganos son densamente tomentosos. Las hojas son de un color verde-azulado, y los tallos blanquecinos.

Mercurialis en sevilla
Mercurialis tomentosa (arriba) y Mercurialis ambigua (abajo). Fotografías del Almazen de Bioscripts.net, Galería de Juan de Dios Franco Navarro y de Arístides Martín Salas.

Ambas especies contienen aceites esenciales, mercurialina, saponinas, metilaminas y trimetilaminas. El zumo de las partes aéreas se ha utilizado como purgante drástico, y la decocción de la planta seca como purgante suave. También se les conoce propiedades colagogas (favorece la secrección de bilis), dermáticas, diuréticas, emenagogas (estimula el flujo sanguíneo en pelvis, útero y promueve la menstruación), eméticas (provoca el vómito), emolientes (ablanda durezas, tumores o inflamaciones), lactífugas (disminuye la secreción láctea), tóxicas y vermífugas (favorece la expulsión de gusanos y lombrices). Mercurialis tomentosa se ha usado en cataplasma como antirreumática, y en decocción como antisifilítica, colagoga y purgante.

Durante la Edad Media y sobre todo en el Norte del continente europeo, las especies de este género se tuvieron como comestible e incluso se llegaba a cultivar en huertos. Sin embargo, esta planta actúa como purgante e incluso es tóxica para el ganado, aunque en el hombre tan sólo se han descrito unos pocos casos, no muy graves, de intoxicación, y es que “los dioses” pueden entregarnos el conocimiento de las plantas pero somos nosotros los que tenemos que saber como y cuando aplicarlo. Por ello, si deseas consumir alguna planta silvestre, infórmate bien y ¡¡¡que mercurio te proteja!!!.

¡Hasta la próxima entrada!

Mercurio o Hermes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.